El de la primera vez que fuí sola a Divernis

Era un domingo otoñal de octubre, había estado toda la mañanade shopping por el Barrio de Salamanca y después de comer algo ligero, pensé en un tema que llevaba mucho tiempo dando vueltas, y no era otra cosa que la de ir sola a un club swinger. Puesto que ya estaba en el Barrio, y que me encanta Divernis, no exageradamente grande, súper acogedor, ideal para relajarse en pareja, y ahora os puedo decirque, en solitario también, pensé “de hoy no pasa”.

sigue leyendo

El de mi primera vez con Jorge en Encuentros Vip

Las aún doloridas partes de mi cuerpo me impiden olvidar nuestra última noche de salvaje pasión compartida.

Podría decir “no sé cómo Jorge y yo acabamos la noche del sábado (o la empezamos, según como se mire) en un conocido local swinger de la capital”, pero mentiría, sí que lo sé. Yo ya había estado antes, en un par de ocasiones, hace muchísimo, con un hombre que no era Jorge y desde entonces siempre quise ir allí con él.

sigue leyendo